24 d’abr. 2016

No todos vemos lo mismo

Hace un par de años, nuestro amigo y foto-blogger Manel (Minimal) en su blog publicó una preciosa fotografía, de la que le comenté algo parecido a, "... lástima que el agua tome estos tonos violáceos...", su diplomática respuesta, se podía resumir de esta manera: Ramon, ¿tienes el monitor calibrado?
Me quedé a cuadros, y efectivamente, Manel, tenía toda la razón, tenía el monitor ajustado para ver de todo menos fotografías, de las que encima pretendía opinar. Esta experiencia, en primera persona, y algún comentario reciente en mi blog, me han sugerido publicar este post.

Nos gastamos una buena cantidad de dinero en comprar una cámara fotográfica, que si cuatro tercios, APS-C, full frame, con se cuantos millones de pixeles, y con procesadores de la repera, pero tenemos un monitor de la marca x, calidad "chunga". Pués amigo, tu full frame de última generación, va ha resultar que muestra una foto "chunga". Para que se entienda por todo el mundo: podemos tener el mejor equipo de música del mundo, escuchando un pizzicato de cuerdas de La Traviata, pero si lo escuchamos a través de los auriculares que te facilita la Renfe, en los trenes de largo recorrido, vamos a oir chasquidos, a pesar de los esfuezos del Sr. Verdi.

Hace poco, en mi blog, alguien decía algo así como: "me ha llamado la atención estos tonos verdes...", éstos a los que se refería, están a medio camino en azul y verde, pero dentro de la gama de azules. Recientemente, otro blogger decía: "... lástima de esa sombra tan profunda ...", yo en esta sombra veo el brillo del móvil, y las venas de la mano que lo sujetan. Y no es que yo tenga un monitor de gama alta, ni mucho menos especial para fotografía profesional, simplemente, a partir de la metedura de pata que os cuento en el primer párrafo, procuro tener el monitor ajustado, en cuanto a temperatura de color, brillo y contraste, y cada dos meses lo calibro con algo tan simple como el Spyder5Express 5.0, no es la solución perfecta, pero para bolsillos imperfectos como el mio, es una muy buena solución, por supuesto hay otras soluciones mas o menos iguales y mejores, y gastarse un mínimo de 400€. en un monitor con calibración por hardware, se acerca a la perfecta.

Una última recomendación, basada en fracasos de experiencias propias, el móvil tiene algunas virtudes, pero apreciar la calidad de una imagen en él, no se encuentra entre ellas.

A continuación, os propongo dos pruebas "del algodón", para si lo deseais, obreis en consecuencia.
(Pinchar las imágenes)



En esta imagen, si os habeis tenido que dejar los ojos en el monitor, para ver el texto en los cuadros negro y blanco, mi recomendación es ponerse manos a la obra.

Otra:
En esta, teneis que distinguir un escalado de 21 tonalidades de grises y de color en todas y cada una de las columnas, y os digo lo mismo que la anterior.

Estos dos test, nos darán una idea básica de la conveniencia, de por lo menos ajustar el monitor, con los propios recursos que nuestro monitor y sistema operativo ofrece, pero no nos asegura la realidad de los colores que vemos. Para los que tengais dudas o seais más exigentes, hay kits como, por ejemplo, el Kodak - Color Management Check-Up, que os darán una referencia clara del estado de vuestro monitor -Ojo! hay grandes diferencias de precios, el mejor precio lo he encontrado en Microgamma.

Por supuesto, no os voy a explicar como ajustar vuestro monitor - si hace falta -, en internet hay numerosos artículos al respecto, aunque hay mucha paja y algunos de difícil digestión para la mayoría de nosotros. Un consejo básico, es tener los controladores de nuestra tarjeta gráfica actualizados, y un proceso previo sería utilizar el software que suelen proporcionar los fabricantes de la tarjeta, como, por ejemplo, el NVIDIA Control Panel y el AMD Vision Engine Control Center.


Entre los artículos digeribles, os recomiendo los siguientes:
Un artículo interesante del fotógrafo Joan Boira.
Tres artículos muy pedagógicos de dzoom, que empiezan aquí.
Otro de Carlos Zahumenszky que nos explica las tres formas de calibrar el monitor.

Y un libro muy recomendable de Hugo Rodriguez, "Calibrar el monitor" de la colección BIT & PIXEL.
Si alguno de vosotros tiene alguna otra sugerencia, la podemos añadir al post. 

Y, ahora si, si sois de los afortunados que teneis el monitor en condiciones, podeis pinchar la siguiente imagen, y observar la buena cantidad de detalles, luz y matices cromáticos que contiene.

Saludos.







2 comentaris:

  1. La foto es magnifica, el autobus parece retro de la estética contracultura de los 60 .Saludos

    ResponSuprimeix
  2. La foto es magnifica, el autobus parece retro de la estética contracultura de los 60 .Saludos

    ResponSuprimeix